¿Hay equipo?
 

Por Rodrigo Castro
Especial para WWW.ESTOESBOCA.COM.AR

La temporada 2006-2007 trae para Boca una cantidad importante de compromisos que debe afrontar. En este semestre que comienza tiene el campeonato local, del que Boca es bicampeón, y la Copa Sudamericana, torneo ganado en las dos últimas ediciones. De más está decir que un club tan grande debe aspirar siempre a ocupar las primeras posiciones y ser protagonista en cada torneo que enfrente, ya sea éste local o internacional.

Daniel BilosAhora bien, la vorágine en la que está sumergida el fútbol argentino hace que los clubes deban desprenderse de sus figuras cuando apenas se probaron la camiseta. Tales son los casos de Federico Insúa y Daniel Bilos, que formaron parte del equipo titular durante un año. En el caso del enganche ex Argentinos e Independiente es mayor la polvareda levantada teniendo en cuenta las ganas del jugador de continuar en el club. Su partida deja un hueco fundamental que solo había sido llenado por él luego de la partida de Juan Román Riquelme allá por el 2002. La dirigencia decidió dejarlo ir en lo que será su segunda excursión por Europa, pero aquí queda un lugar en la cancha para el que no hay un reemplazante de similar magnitud.

El caso de Daniel Bilos es otro. El jugador no manifestó malestar por la transferencia y hay jugadores de la cantera xeneize que ya parecen preparados para ocupar un lugar en el primer equipo. Con un tranco importante, Bilos llegó a Boca a mediados del 2005 proveniente de Banfield, brillando en aquel torneo Apertura en el que se presentó, no pudiendo repetir la actuación en el bicampeonato boquense. Quizás eso le coartó la posibilidad de formar parte del plantel que viajó a Alemania en busca de la Copa del Mundo.

Roberto AbbondanzieriLa otra partida relevante y tal vez más dolorosa para los hinchas, es la de Roberto Abbondanzieri, al Getafe de España. El “Pato”, arquero de Boca durante 10 años, dejó la institución en busca de una experiencia europea y de afianzarse económicamente en los últimos años de su carrera. 14 títulos con el club lo ponen en el peldaño de ídolo y su partida deja una gran responsabilidad para el que lo suceda en el puesto. La ida del arquero de la Selección Nacional puede compararse en el club con las transferencias de Carlos Navarro Montoya y Oscar Córdoba. Esperemos que quien ocupe su lugar sepa llevar la camiseta azul y oro a lo más alto del fútbol mundial, tal como lo hizo el “Pato” en aquel 2003 inmejorable en el que se le ganó al durísimo Milan de Italia en la definición por penales.

De esta manera, hay que mirar hacia adelante analizando con qué se cuenta para mantener al club en lo más alto de Argentina y Sudamérica en esta temporada. De los tres puestos en los que Boca se desprendió de un jugador titular, hay dos que ya han sido reforzados. Al arquero de la Selección Nacional lo reempleza otro de selección: Aldo Bobadilla. El arquero paraguayo tiene entre sus logros el haber atajado en el último mundial para su equipo tras la lesión del titular, Justo Villar, dato para nada despreciable teniendo en cuenta la presión a la que están sometidos los jugadores xeneizes. Éste pasa a ser un dato menor cuando recordamos que hace poco tiempo el paraguayo dejó afuera de la Copa Libertadores a River Plate con una actuación fundamental y por demás destacada, permitiendo que Libertad de Paraguay acceda a las semifinales del prestigioso torneo.

Pablo MiglioreSe dice que es una frase hecha cuando los jugadores declaran que “no hay nadie que tenga el puesto asegurado”, pero en este caso es verdad. Bobadilla tendrá que luchar y duro con el joven arquero que quiere su lugar, nos referimos a Pablo Migliore, quien hasta ahora ha ocupado el lugar de Abbondanzieri en la gira del club por tierras aztecas. El ex Huracán sabe que es una parada difícil, pero las ganas y su condición de hincha de Boca lo convierten en alguien querido por la popular y su colocación como el 1 del equipo es bien vista por la mayoría de la parcialidad xeneize. Habrá que ver qué pasa con el puesto de arquero, por lo pronto dependerá del nuevo entrenador y de las condiciones mostradas por ambos arqueros en prácticas y amistosos.

En el caso de Daniel Bilos, el club no ha contratado ningún jugador en su lugar. Recordemos que podría haber sido Fernando Belluschi, del que Boca era dueño del 50 % del pase, pero finalmente el jugador de Newell`s terminó en la vereda de enfrente, vistiendo la franja roja. Cuando se dio esto, Boca inició las negociaciones con un ex jugador de la casa, Cristian “Kily” González, pero el corazón pudo más y se lo terminó llevando el club de sus amores, Rosario Central. Así las cosas y tras dos intentos y apuestas fuertes, Boca parece haberse conformado con lo que tiene. Entonces la mitad de la cancha conformada por Sebastián Battaglia y Fernando Gago, sería completada por Pablo Ledesma o Neri Cardozo. Por su parte, Ledesma se destacó en el torneo anterior ocupando el lugar del por entonces lesionado Sebastián Battaglia. A favor de Neri podemos mencionar que en algunos partidos Alfio Basile prefirió sus servicios por sobre los del recientemente vendido Daniel Bilos.

Federico InsúaPara el final dejamos el caso más polémico: el “Pocho” Insúa. Muchas veces se critica a los jugadores del medio local, por dejar clubes importantes para partir a países futbolísticamente menores. En este caso, la partida del 10 se produjo por exclusiva decisión de la Comisión Directiva. El Borussia Monchengladbach alemán se hizo del jugador y eso no va a cambiar. Muy lejos de traer a un consagrado, la incorporación que hizo Boca en este puesto fue la de Jesús Alberto Dátolo, un joven con 41 partidos en primera. Otro más que viene del “taladro” en este último período luego de Bilos y Rodrigo Palacio. Dátolo aparece como una posibilidad más junto con Guillermo Marino, quien ha mostrado un nivel muy bajo con respecto al rendimiento en el Newell`s campeón del 2004. Otra alternativa es la de colocar a Marcelo Delgado en la posición de enlace o directamente sumar a Guillermo Barros Schelotto en el ataque y abastecer desde los dos lados a Martín Palermo.

Con estas incorporaciones, el dibujo de Boca pasaría a ser el siguiente: Bobadilla o Migliore en el arco. La defensa la conformarían los mismos jugadores que en el campeonato anterior, con Hugo Ibarra, Matías Silvestre, el “Cata” Díaz y Juan Krupoviesa. El medio iría con Sebastián Battaglia, Fernando Gago, Ledesma o Cardozo, y el enlace saldría de la disputa entre Dátolo y Marino, finalmente la delantera es inamovible con Rodrigo Palacio y Martín Palermo.

Habrá que esperar las decisiones que tome el nuevo entrenador con respecto al equipo. Lo importante es saber que un club como Boca Juniors siempre conforma un plantel a la altura del renombre internacional que tiene. Nos queda desear que las incorporaciones rindan lo más pronto posible y que los cambios no afecten el funcionamiento y andamiaje del conjunto. La temporada 2006-2007 nos encuentra con muchos torneos que disputar y ganar para sumar títulos y prestigio al club de la ribera.

Volver a archivo de notas y artículos