La Plata no hizo la felicidad
Lucas Viatri. FOTO DIARIO OLE.

Boca apenas empató 0 a 0 con Gimnasia en el Estadio Ciudad de La Plata y ahora comparte la punta con Tigre (le ganó a Central) y San Lorenzo (goleó a Independiente), cuando al Torneo Apertura sólo le queda una fecha.

Boca jugó mal, tuvo chances como para ganar el partido, pero también lo pudo perder. Claudio Morel Rodríguez cometió una irresponsabilidad y fue correctamente expulsado por Javier Collado a los 18m del segundo tiempo.

Ahora se viene una fecha final para el infarto, en la cual el xeneize recibirá al irregular Colón del Turco Mohamed, Tigre recibirá a Banfield en Victoria, mientras que San Lorenzo visitará a Argentinos Juniors en La Paternal.

Boca no le encontró la vuelta al partido en toda la tarde. En el primer tiempo, intentó pararse en campo rival, pero lo logró en cuentagotas. En esa etapa inicial, el partido se jugó a un ritmo cansino, acorde con el calor sofocante que reinaba en el Estadio Ciudad de La Plata.

Las emociones para el xeneize sólo llegaban desde Rosario, dónde Central estaba dos goles arriba del escolta Tigre. Mientras, en La Plata, había poco y nada de fútbol. Los primeros 45 minutos fueron para el bostezo. Riquelme no se asoció jamás con Viatri y Figueroa y el equipo de Ischia jugó muy lejos del arco defendido por Sessa. Sólo se arrimó a los 33m, cuando Battaglia remató muy por encima del travesaño, en lo que fue el primer remate de Boca al arco rival.

Gimnasia, con mucho menos materia prima que el xeneize, terminó siendo levemente superior, a partir de un ordenado trabajo defensivo y en el mediocampo, y la apuesta a la sociedad Messera - Niell, quienes fueron los dueños del poco fútbol que se vio en ese primer tiempo. El Lobo estuvo cerca de García a los 13m, con un remate de Niell por encima del horizontal, luego de una media vuelta; y a los 42m, con un tiro de Rinaudo que se fue muy cerca del palo derecho del arco xeneize.

Boca nunca tuvo ideas para abrir el partido. El xeneize extrañó la movilidad de Dátolo sobre la izquierda, dónde fue intrascendente el aporte del uruguayo Alvaro González. Por eso, no extrañó que Ischia apostara por Nico Gaitán en reemplazo de Alvaro para encarar la etapa complementaria.

En ese segundo tiempo, el partido levantó un poco, pero no llegó ni siquiera a ser aceptable. Boca tuvo una fugaz ráfaga de fútbol: A los 8m, un remate de Ibarra se fue cerca del palo derecho de Sessa. Dos minutos más tarde, el arquero local sacó un cabezazo de Forlín por sobre el travesaño. Parecía que ahora sí Boca iba en busca de la victoria, y se adelantó en el campo de juego.

Pero el aire fresco sólo duró 10m para el xeneize. Porque Morel Rodríguez cometió una falta fuera de los límites del campo de juego y fue correctamente expulsado por Collado. E Ischia, a diferencia de lo que hizo en el superclásico ante River, esta vez decidió rearmar inmediatamente la defensa con el ingreso de Calvo por Luciano Figueroa.

Riquelme continuaba sin aparecer y en Boca sólo sobresalía el empuje de Sebastián Battaglia y la solidez de Cáceres en la última línea. A los 23m, el xeneize pudo ponerse en ventaja con un remate del propio Battaglia, pero este se desvió en un defensor local y se fue al córner. Y un minuto después, un tiro de Nico Gaitán se fue cerca del ángulo derecho de Sessa.

Las noticias que llegaban desde Rosario ya no eran alentadoras, porque el equipo de Cagna logró revertir el resultado. Fue el primer indicio de una tarde negativa para el xeneize. Riquelme sacó un buen remate luego de una cesión de Viatri, pero su tiro se fue cerca del palo derecho del arco local. Hasta que Gaitán quedó mano a mano con Sessa, tras un pase de Viatri, pero se perdió de anotar un gol fundamental rematando por sobre el travesaño.

Los últimos minutos fueron para sufrir: Gimnasia se adelantó en el terreno y a los 42 casi logra el gol de la victoria, pero Javier García se lució ganándole el mano a mano a Neira, quien había hecho una gran jugada individual.

Así, Boca se fue con un sabor amargo de La Plata. Porque si bien continúa primero, ya no es líder en soledad. Una victoria en la ciudad de las diagonales lo hubiera dejado muy cerca del título. La Plata no hizo la felicidad. Ahora se viene una última fecha para el infarto.

 

Gimnasia y Esgrima (La Plata) 0
Boca Juniors 0
Torneo Apertura 2008. 18va. fecha.
Jugado el domingo 7 de diciembre.

Gimnasia: Gastón Sessa (c) (6); Cristian Piarrou (5) (24m ST, Juan Cuevas), R. Maldonado (6), Ariel Antonio Agüero (6), Diego Villar (5); Ignacio Piatti (5), Fabián Rinaudo (7), Sebastián Ariel Romero (4); Mariano Messera (6) (26m ST, Juan Neira); Denis Stracqualursi (5) (35m ST, Roberto Sosa), Franco Niell (6).

Suplentes: Pablo Martín Bangardino, Reinaldo Andrés Alderete, Jorge San Esteban, Estaban Nicolás González. DT: Leonardo Carol Madelón.
Boca: Javier Hernán García (7); Hugo Benjamín Ibarra (5), Julio César Cáceres (7), Juan Forlín (6), Claudio Morel Rodríguez (4); Fabián Andrés Vargas (5), Sebastián Alejandro Battaglia (6), Alvaro Rafael González (4) (ST, Osvaldo Fabián Nicolás Gaitán (5)); Juan Román Riquelme (c) (4); Lucas Viatri (5), Luciano Figueroa (5) (20m ST, José María Calvo).
Suplentes: Josué Ayala, Facundo Roncaglia, Ezequiel Muñoz, Cristian Chávez, Pablo Mouche. DT: Carlos Ischia.
Goles: No hubo.
Amonestados: Rinaudo, Romero (GELP).
Incidencias: 18m ST, expulsado Claudio Morel Rodríguez (BJ), por juego brusco.
Arbitro: Javier Collado (7).
Cancha: Estadio Ciudad de La Plata.
Reserva: Gimnasia 1 (Lucas Castro) - Boca 0. Jugado el 9/12.

VOLVER A LA PORTADA

VOLVER A TORNEO APERTURA 2008