Por algo es el mejor
Juan Román Riquelme. FOTO DIARIO OLE.

Corrían 45 minutos del segundo tiempo, Boca igualaba 0 a 0 con Arsenal y quedaba dos puntos por debajo de San Lorenzo. Pero apareció el mejor futbolista argentino de la última década, Juan Román Riquelme, para clavar un tiro libre sobre el ángulo derecho de Campestrini y darle una agónica y vital victoria al xeneize. Ahora Boca sólo comparte la punta con San Lorenzo (ambos suman 29 puntos), ya que Tigre sólo igualó con Colón y suma dos unidades menos. Boca no jugó un buen partido, pero sobre el final se fue con todo en busca de la victoria y la alcanzó con esa genialidad de Román. El primer tiempo había sido flojísimo, pero en el complemento el xeneize levantó, una vez más, a partir de los cambios ofensivos introducidos por Carlos Ischia. Un detalle no menor: con este resultado, Boca se clasificó para la Copa Libertadores 2009.

El primer tiempo fue para el bostezo, para olvidar rápidamente. Boca se mostró ordenado en el fondo y en el mediocampo, pero careció de ideas para generar desequilibrio. El xeneize, además, extrañó a Pablo Mouche, quien había sido muy importante en las victorias ante Banfield y San Lorenzo. Noir tuvo una tarde errática y no había que ser ningún gran conocedor del fútbol darse cuenta que su reemplazo por el propio Mouche, en el entretiempo, era una fija.

Por su parte, Arsenal centraba su juego en lo que, sobre la derecha, podían realizar Carrera y el Papu Gómez, quien recostados sobre ese sector, complicaban la labor de Dátolo.

Impreciso Riquelme, lo mejor de Boca lo brindaban -otra vez- el despliegue de Battaglia y el ida y vuelta de Vargas sobre la derecha. Pero el empuje de los volantes xeneizes, más la voluntad de Viatri, chocaban siempre contra la solidez de la zaga central local, conformada por Javier Gandolfi y Aníbal Matellán.

Ese primer tiempo de Boca fue diametralmente opuesto a lo que el xeneize había brindado ante San Lorenzo de Almagro hace siete días atrás. Aquel día lo orquesta sonó a la perfección. En el Viaducto desafinó muchísimo. Al punto que lo único que generó el xeneize fueron dos remates de Riquelme que no le llevaron problemas a Campestrini.

En el complemento el partido mejoró un poco. Los dos encararon ese segundo tiempo con mayor entusiasmo. Hasta Arsenal se mostró mas activo que el xeneize, que tenía la obligación de ganar o ganar. Y todo Boca se sumergió en la preocupación.

Afortunadamente, Ischia hizo una buena lectura de la situación: a los 24 minutos hizo ingresar a Nicolás Gaitán por Vargas. Boca, que pasó a jugar con un 3-3-2-2, estaba lejos de ser una maravilla, pero el mensaje se entendió. Había que ir para adelante, había que ganar.

Pero el partido comenzaba a irse y al xeneize no le alcanzaba con su empuje. Ischia decidió el ingreso de Gracián por un otra vez flojo Dátolo. Tras una buena jugada, Gaitán probó de lejos y Campestrini respondió bien. De contra, se lo perdió Arsenal: llegó un centro desde la derecha y Leguizamón no alcanzó a empujarla.

Con muy poco fútbol, Boca fue y fue en los instantes finales. Y tuvo su premio. Porque Riquelme, quien poco había aportado, dijo presente cuando aparecen los grandes. Y sobre la hora, le dio la victoria al equipo de Ischia con un soberbio tiro libre. Román hizo su tercer gol en siete días e hizo delirar a la familia boquense con la victoria. Por algo es el mejor.

Cinco victorias al hilo: Luego de caer en la novena fecha ante Estudiantes, el xeneize acumuló cinco victorias consecutivas: 1-0 a River, 2-1 a Central, 1-0 a Banfield, 1-0 a San Lorenzo, y 1-0 a Arsenal. En esa misma cantidad de partidos, San Lorenzo sumó 7 unidades. Y River, que sigue último, solito y cómodo, a 19 unidades de Boca, apenas dos...

 

Arsenal (Sarandí) 0
Boca Juniors 1
Torneo Apertura 2008. 14ta. fecha.
Jugado el domingo 9 de noviembre.

Arsenal: Cristian Campestrini (6); Darío Espínola (5), Javier Gandolfi (6), Aníbal Matellán (6), Christian Leonel Díaz (5); Sebastián Carrera (5), Carlos Damián Casteglione (5), Hernán Pellerano (5) (37m ST, Matías Carabajal), Javier Yacuzzi (5) (28m ST, Nicolás Aguirre); Alejandro Darío Gómez (5), Luciano Leguizamón (5) (44m ST, Darío Benedetto).

Suplentes: Mario Cuenca, Mariano Brau, Nahuel Sachetto, Facundo Sava. DT: Daniel Garnero.
Boca: Javier García (6); Facundo Roncaglia (6), Julio César Cáceres (6), Gabriel Paletta (6); Hugo Benjamín Ibarra (5), Fabián Andrés Vargas (6) (24m ST, Osvaldo Fabián Nicolás Gaitán), Sebastián Alejandro Battaglia (6), Jesús Dátolo (4) (37m ST, Leandro Gracián); Juan Román Riquelme (c) (6); Ricardo Noir (4) (ST, Pablo Mouche (5)), Lucas Viatri (5).
Suplentes: Josué Ayala, Juan Forlín, Alvaro Rafael González, Luciano Figueroa. DT: Carlos Ischia.
Gol: 45m ST, Juan Román Riquelme (de tiro libre).
Amonestados: Noir, Dátolo, Roncaglia (BJ); Matellán, Espínola (A).
Incidencias: No hubo.
Arbitro: Saúl Laverni (6).
Cancha: Arsenal.
Reserva: Arsenal 1 (Cuesta) - Boca 0.

VOLVER A LA PORTADA

VOLVER A TORNEO APERTURA 2008