Debacle en Mendoza

Riquelme y PalacioGodoy Cruz le dio un golpe muy fuerte a las ilusiones de Boca al golearlo por 4 a 1 en Mendoza. Jairo Castillo, en tres ocasiones, y Leonardo Sigali fueron los verdugos xeneizes. Leandro Gracián había puesto en ventaja al equipo de Ischia con un lindo gol. Los locales alcanzaron rápidamente la igualdad y en el complemento aprovecharon todas las ventajas que dio Boca en defensa para construir una goleada que no estaba en los planes de nadie. Ahora el xeneize está cuarto con catorce unidades, a cinco puntos del líder San Lorenzo. Tigre tiene 17 unidades y Vélez 15.

No pudo ser más negativo el paso de Boca por Mendoza. Ya de arranque tuvo problemas para agarrar la pelota e imponer condiciones sobre el juego. Y en 45 minutos, sólo llegó tres veces al arco rival: primero con un cabezazo de Cáceres que se estrelló en el palo derecho de Ibañez, tras un tiro libre de Riquelme desde la derecha; luego con una acción del propio Riquelme, quien se lo perdió tras una buena jugada y habilitación de Palacio; y por último con el buen gol de Gracián, quien dejó a un hombre en el camino y, cuando se vio encerrado, sacó un derechazo bajo que se metió sobre el palo opuesto (36m).

Pero la alegría xeneize sólo duró dos minutos. Porque llegó un centro desde la izquierda y Jairo Castillo, de cabeza, venció a Caranta. Así se fue el PT. El empate era justo hasta ese momento.

Pero la etapa complementaria fue una verdadera pesadilla para Boca. A los 2m, Víctor Figueroa habilitó a Franco, quien se proyectaba sobre la izquierda. Este, sin marca alguna, tuvo tiempo para levantar la cabeza y habilitar a Sigali, quien solo tuvo que empujarla a la red para sellar el 1-2.

Lejos estaba Juan Román Riquelme, el conductor xeneize, del nivel que había exhibido tres días antes ante Newell´s. Como si eso era poco, Boca le daba enormes facilidades a su rival a la hora de pasar de defensa a ataque. Así, el equipo mendocino era el dueño de la pelota y sus jugadores la manejaban con criterio.

Palacio no pesaba en el juego. Y Godoy Cruz continuaba sacándole el jugo al esquema planteado por Ischia, con dos volantes de marca y dos enganches. El equipo de Oldrá, sólo con la sencillez de jugar por los costados (sobre todo en el mediocampo), desnudó enormes huecos en la estructura defensiva xeneize. En ese contexto, comenzó a brillar la figura del ex-Chacarita y Sarmiento de Junín, Víctor Figueroa, el conductor del equipo local, quien hacía lo que quería a espaldas de Vargas y de Alvaro González.

Por eso, no sorprendió cuando Jairo Castillo puso el 1-3. Boca ya era un desconcierto total y cada vez que había una pelota dividida la terminaban ganando los mendocinos. Ya sobre el final, llegó el cuarto, otra vez por intermedio del colombiano Castillo.

Boca fue a Mendoza a buscar una victoria que lo pusiera bien cerca de San Lorenzo pero se terminó trayendo una derrota resonante, de esas que marcan un antes y un después. Una vez más la dupla Cáceres - Paletta mostró serias deficiencias. Si Roncaglia y el pibe Forlín están mejor ¿por que no darles la titularidad?. Los zagueros xeneizes son, a nivel individual y colectivo, de lo peor de este Boca. El bajísimo nivel de Paletta sorprende aún más que el flojo momento de Cáceres, quien nunca se terminó de afirmar desde que llegó al club.

Por su parte, Carlos Ischia, quien tiene muchos méritos a la hora de promover juveniles y varias veces ha acertado con los cambios, esta vez le erró a la lectura previa del partido y, con los cambios que introdujo, no logró modificar el inexorable destino del mismo.

Boca cayó estrepitosamente en Mendoza. Más allá de eso, aún quedan once fechas y las posibilidades están intactas. Pero antes que pensar en el campeonato, el xeneize deberá encontrar una identidad de equipo. Porque así como aplastó a los jujeños, a Lanús y Huracán, penó ante Independiente, Argentinos y Tigre. Y así como se trajo tres valiosos puntos de la visita a Newell´s, en Mendoza estuvo cerca del papelón histórico.

¿Hay realmente un equipo? La realidad es que Ischia ya lleva nueve meses al frente del plantel y Boca aún se sigue tropezando con deficiencias que a esta altura ya deberían estar solucionadas. Es urgente que el DT logre devolverle al equipo la regularidad que perdió hace rato. De lo contrario, no habrá chances de pelear el título en este Torneo Apertura.

La exclusión de Dátolo:
Carlos Ischia decidió que para enfrentar a Godoy Cruz, Leandro Gracián reemplace a Jesús Dátolo. Más allá de las últimas irregularidades actuaciones del jugador, la decisión tendría que ver con unos insultos que Dátolo le propinó al ayudante de campo de Ischia, Angel Celoria, cuando fue reemplazado ante Newell´s.

Perlitas:

- La última vez que a Boca le habían hecho cuatro goles, fue en el Mundial de Clubes, ante el Milan. En el plano local, no le hacían cuatro goles desde el 17 de noviembre de 2005, cuando cayó 1-4 en el Viaducto, ante Arsenal. Paradójicamente, el xeneize luego ganó los partidos que le quedaban y terminó siendo campeón.

- Godoy Cruz nunca le había hecho un gol a Boca. Pero esta vez se dio el lujo de hacerle cuatro, ganarle por primera vez y cosechar así la mejor victoria de la historia del club.


Godoy Cruz (Mendoza) 4
Boca Juniors 1
Torneo Apertura 2008. 8va. fecha.
Jugado el domingo 28 de septiembre.

Godoy Cruz: Nelson Martín Ibáñez (6); Guillermo Lucas Franco (5), Leonardo Sigali (7), Francisco Dutari (6), Lautaro Formica (5); Hernán Encina (7) (36m ST, Gabriel Gustavo Vallés), Nicolás Andrés Olmedo (6) (32m ST, Marcos Ismael Barrera), Ariel Mauricio Rojas (6); Víctor Alberto Figueroa (8); Jairo Fernando Castillo (9), Iván Borghello (4) (11m ST, Leandro Rubén Caruso).

Suplentes: Jorge Nicolás Carranza, Emiliano Rubén Páez, Federico Villegas, Ferreira. DT: Daniel Oldrá.
Boca: Mauricio Caranta (5); José María Calvo (4) (39m ST, Ricardo Noir), Julio César Cáceres (3), Gabriel Paletta (3), Claudio Morel Rodríguez (4) (45m ST, Facundo Roncaglia (5)); Alvaro Rafael González (4), Fabián Andrés Vargas (4) (14m ST, Osvaldo Fabián Nicolás Gaitán (5)); Leandro Gracián (5), Juan Román Riquelme (c) (3); Rodrigo Palacio (4), Lucas Viatri (5).
Suplentes: Javier García, Juan Forlín, Cristian Chávez, Neri Cardozo. DT: Carlos Ischia.
Goles: 36m PT, Leandro Gracián (BJ); 39m PT, 15m ST y 40m ST, Jairo Fernando Castillo (GC), el primero de cabeza; 3m ST, Leonardo Sigali (GC).
Amonestados: Riquelme, Cáceres (BJ); Dutari, Formica (GC).
Incidencias: No hubo.
Arbitro: Federico Beligoy (5).
Cancha: Estadio Malvinas Argentinas (Mendoza).
Reserva: Godoy Cruz 1 (Vera) - Boca 1 (Mariano Torres).

VOLVER A LA PORTADA

VOLVER A TORNEO APERTURA 2008