Arranque demoledor
Martín Palermo. No hizo goles pero jugó un gran partido. FOTO OLE

Jugando un segundo tiempo que estuvo cerca de la perfección, Boca goleó a Gimnasia y Esgrima de Jujuy por 4 a 0 en la Bombonera. Ricardo Noir, Leandro Gracián, Sebastián Battaglia y Fabián Vargas fueron los goleadores. Gimnasia terminó con un hombre menos, por la expulsión de Pieters. Lo de Boca fue muy flojo en el primer tiempo, pero en el complemento lució una imagen completamente renovada y pasó por encima al equipo dirigido por Omar Labruna. El xeneize fue el único grande que ganó en el inicio del Apertura.

El xeneize estuvo desconocido en el primer tiempo. La defensa no daba garantías, especialmente sobre el sector derecho, Chávez no terminaba nunca de transformarse en el conductor y Castromán y Palermo quedaban muy aislados. La más clara de Boca en ese PT fue un remate de Sebastián Battaglia en el travesaño, tras una cesión de Palermo, quién actuó de pivote. Pero Ricky Gómez y César Carranza se recostaban sobre la izquierda y hacían tambalear a la última línea xeneize. Sin embargo, el peligro llegó sobre la derecha: Carranza se filtró en el área, enganchó para su pierna más hábil, y de zurda buscó el segundo ángulo de Caranta. El arquero tapó de manera brillante, y desvió el remate al córner. Y de ese tiro de esquina, Ramasco pescó un rebote en el área y le dio mordido de zurda, cerca del palo izquierdo de Caranta. Bajo esas circunstancias, todo el Pueblo de Boca comenzaba a extrañar al olímpico Riquelme y al lesionado Palacio. Al punto que el equipo jujeño terminó jugando cerca de Caranta y se fue al descanso dejando una mejor imagen.

Pero la historia se revirtió radicalmente en el complemento. Ischia acertó con los ingresos de Gracián y Noir por Chávez y Castromán. A los 2, Dátolo jugó rápido un tiro de esquina desde la izquierda para Gracián. El Tano envió el centro pasado. Palermo la bajó de cabeza, Cáceres se pasó, Calandria se hizo un nudo y no pudo rechazar. La pelota le cayó a Noir quién no tuvo más que tocarla para establecer el 1-0.

De ahí hasta el final todo fue de Boca y Gimnasia quedó resignado en la impotencia. A los 9, Gracián casi hace un gol olímpico. Su centro dió en el palo. Y a los 11, el Tano se sacó la mufa con un golazo. Ibarra recuperó la pelota en la mitad de la cancha, tocó para Vargas, el colombiano la jugó de taco y de primera para Gracián, y desde la puerta del área el enganche sacó el derechazo que se clavó contra el palo derecho de Nereo Fernández. 2-0 para Boca. El baile estaba comenzando.

Nereo Fernández le sacó dos cabezazos a Palermo. Luego llegó la expulsión de Pieters, por una falta a Morel en la mitad de la cancha, cuando ya estaba amonestado. Con el partido prácticamente resuelto, con toques de primera, tacos de Vargas, y velocidad en Gracián y Noir. Hasta Palermo se disfrazó de conductor, a falta de Román. Le faltó el gol al Titán, pero sin dudas fue una de las figuras de Boca.

A los 36, Martín realizó un brillante cambio de frente de izquierda a derecha con su pierna menos hábil, digno de un pelotazo preciso de Riquelme. Gracián apareció libre por el otro costado y tiró el centro rasante. Paletta anticipó a Nereo y tocó al primer palo. La pelota dio en el poste y le quedó servida a Battaglia para el 3-0.

Todo lo bueno que había hecho Gimnasia en el primer tiempo quedó en el olvido con la contundencia de Boca en el segundo. Y para coronar una tarde brillante, a los 45, Vargas tiró la pared perfecta con Palermo y definió suave al primer palo para cerrar la goleada por 4-0. Dos caras de Boca. La del primer tiempo con Chávez y Castromán y la del segundo con Gracián y Noir. No importa quién reemplace a Riquelme y a Palacio, siempre y cuando Palermo sea titular.

Puntos altos: La goleada xeneize tuvo varios puntos altos en el complemento: Hugo Ibarra, Fabián Vargas, Seba Battaglia, Leandro Gracián (pensar que parecía que no iba a tener lugar), Ricardo Noir (muy veloz y picante) y Martín Palermo fueron los más destacados. Y Dátolo fue muy regular en los 79 minutos que jugó.

 
 
 

Boca Juniors 4
Gimnasia y Esgrima (Jujuy) 0
Torneo Apertura 2008. 1era. fecha.
Jugado el domingo 10 de agosto.

Boca: Mauricio Caranta (6); Hugo Benjamín Ibarra (6), Julio César Cáceres (4), Gabriel Paletta (5), Claudio Morel Rodríguez (6); Fabián Andrés Vargas (7), Sebastián Alejandro Battaglia (8), Jesús Dátolo (6) (34m ST, Neri Cardozo); Cristian Chávez (4) (ST, Leandro Gracián (8)); Lucas Castromán (4) (ST, Ricardo Noir (8)), Martín Palermo (c) (8).

Suplentes: Javier García, Jonatan Maidana, Alvaro Rafael González, Lucas Viatri. DT: Carlos Ischia.
Gimnasia: Nereo Fernández (7); Ariel Franco (3) (15m ST, David Ramírez (5)), Sebastián Rocco (4), Gabriel Loeschbor (5), Héctor Desvaux (4); Ariel Montenegro (4) (23m ST, Diego Mateo), Daniel Ramasco (c) (5), Ricardo Gómez (5), Fabio Pieters (5); César Carranza (6) (15m ST, Juan Arraya (4)), Pablo Calandria (5).
Suplentes: Gastón Pezzutti, Federico Acuña, Gastón Montero, Jorge Luna. DT: Omar Labruna.
Goles: 2m ST, Ricardo Noir; 12m ST, Leandro Gracián; 33m ST, Sebastián Alejandro Battaglia; 43m ST, Fabián Andrés Vargas.
Amonestados: Rocco, Gómez, Carranza (GyEJ).
Incidencias: 18m ST, expulsado Fabio Pieters, por doble amonestación.
Arbitro: Juan Pablo Pompei (6).
Cancha: Boca Juniors.
Reserva: Gimnasia no presenta equipo en esta categoría.

VOLVER A LA PORTADA

VOLVER A TORNEO APERTURA 2008